domingo, 24 de mayo de 2009

¿De qué color es...?

Discromatopsia.

Del griego, Dys, que significa dificultad y khróma, color, y opsis, vista, que resumiendo es el nombre que recibe de forma genérica los transtornos en la percepción de los colores, también se conoce con el nombre de Daltonismo en honor del físico John Dalton, que hizo investigaciones muy importantes relacionadas con el átomo.

Si no recuerdo mal es genético, es decir, se tiene desde que la persona nace, según los entendidos existen algunos animales que se supone que la percepción del mundo es en blanco y negro, ciertos insectos en infrarrojos, y el ser humano con la gama de siete colores a excepción de los que vemos diferente, claro.

El que tiene discromatópsia no puede ver algún color, los puede confundir o no ve ninguno, en mi caso soy ciego a ciertas tonalidades de algunos colores, así pues, tenemos una ligera y diferente percepción del mundo. La pregunta del millón es, ¿quién es el que ve correctamente? Para mí el que no existan ciertas tonalidades me da igual porque interpreto otro color en su lugar y como es así de nacimiento, por tanto, para mi es correcto, siempre ha sido así.


La curiosidad del asunto es a la hora de opinar:

- Ostras, ¡qué tonalidades marrones más bonitas!
- Cariño no son marrones, son verdes.
- Me da igual, me gustan, total es como lo veo.

Claro que hubo épocas un poco más difíciles:

La “señu” a sus pequeños alumnos/as de 6 años: - coged el color verde y pintar el dibujo sin salirse de las líneas…

- ¡¡¡Alejandro!!! ¡el marrón no!,¡el verde, el verde!, ¿que no sabes los colores? Castigado sin patio…

Claro, el recurso fácil, el niño no se sabía los colores y el pequeño Alejandro se miraba a la señu preguntándose qué es lo que hacía mal, tampoco era de extrañar en una época donde era un error escribir con la mano izquierda, suerte que las cosas han cambiado.

Por suerte para todos otra “señu” que controlaba más se dio cuenta que Alex no podía ver ciertas tonalidades de colores y decidieron, con muy buen criterio, mandarlo al oftalmólogo, ese señor simpático que siempre me regalaba piruletas…¿marrones? Para mí sí…

Después también cuando lo explicas, de hecho no lo explicas, normalmente a la hora de opinar pues alguien se da cuenta y al final acabas contándolo al ver la cara de extrañeza de quien te mira asegurando que aquello es de tal color, mola porque la gente empieza:

- ¿y eso de qué color es?, ¿y aquello? Parece ser que les hace gracia y te someten a una interminable diatriba de colores que van apareciendo, qué hay, a ver si los aciertas o no, para luego espetarte:
- Pues si es de ese color no entiendo por qué ves otro. Entonces se me ocurre decir: - Puedo ver mal los colores según el criterio general y es posible que ese color sea el que dices, pero lo que sí soy capaz de ver es que eres gilipollas…

Para poder detectar estas anomalías en la visión se utiliza el Test de Stilling, pongamos alguno, antes una advertencia, estas fotos las pongo a modo de curiosidad y será un oftalmólogo el que dictamine si una persona tiene o no discromatopsia (daltonismo):



En la imágenes anteriores tienes que poder ver un número en el interior, bueno no seré malo, en la primera imagen no se tiene que ver nada porque no hay número escondido jejej, en el resto sí, es decir, si ves los números, ves como la mayoría de las personas y entonces genial. Si no ves los números, parafraseando a mi oftalmólogo; también genial, pero tienes discromatopsia.

Saludos,
Viatger

PS: Si alguien tiene ganas de jugar con colores en esta página encontrará un interesante test http://www.opticien-lentilles.com/daltonien_beta/nouveau_test_daltonien.php

2 comentarios:

Montse dijo...

Toda esa incomprensión es más bien desconocimiento que otra cosa y que las amistades te hagan preguntillas es casi inevitable.
A tí por daltonismo y a otros por otras cosas (en mi caso por ser bajita) el caso es "remarcar" que no eres como la mayoría, como si ser de la mayoría fuera lo mejor del mundo. ¡A mí me gusta ser diferente!
Y ya lo dijo Calderón: Todo es según el cristal del color con que se mira.
Petons!

Viatger dijo...

La verdad que me da igual que los amigos y/o conocidos pregunten, lo que me fastidia que digan imbecilidades sin conocimiento de causa y lo que me ha parecido terrible era de pequeño la de patios que nos perdimos los zurdos y yo jajajaj menos mal que eso se ha mejorado actualmente.

Petons,
Viatger