domingo, 15 de febrero de 2009

Santa Eulàlia

Con motivo del Santo de la actual Copatrona de Barcelona, Santa Eulàlia, en Sant Adrià de Besòs cada año se hace la ofrenda floral a la Geganteta que tiene el mismo nombre.

El gigante Adrià, La Natàlia i la petita Eulàlia a coll i bé de l´Adrià, gegants de Sant Adrià de Besòs. Foto: Viatger.

Se cuenta que los romanos la alojaron en un barril lleno de cristales y demás objetos punzantes como cuchillos, etc., y después la lanzarón por una cuesta y así hasta 13 martirios diferentes, uno por año hasta que la crucificaron en una cruz con forma de aspa, desde luego estos romanos eran únicos haciendo martirios, ¡perdón!, únicos no, mucho después la Santa Inquisición me parece que también sabía de eso y menos mal que se suponía que eran los buenos...

La catedral de Barcelona de hecho se llama "Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia" en nuestra lengua se escribiría " Seu de la Santa Creu i Santa Eulàlia" y tiene la cripta de la Santa, además un aspa es el emblema de la Seu, para redondear el asunto en el claustro viven 13 ocas porque se supone que era la edad a la que murió nuestra Santa (siempre que voy las cuento...), a parte en el medievo la ciudad de Barcelona disponía de una bandera, la bandera de Santa Eulalia, símbolo de la ciudad que jugó diverso papeles sociales, religiosos y militares en la historia de la ciudad y que actualmente ha quedado en el olvido, y os preguntareis, ¿por qué toda esta explicación? Muy sencillo si todo eso es así que alguien me explique, ¿por qué relegaron a Santa Eulalia como patrona y darle el actual segundo lugar de copatrona e hicieron patrona a la Virgen de la Merced que en nuestra lengua denominamos La Mercè que es estrictamente la patrona de la diócesis de Barcelona?

Cripta de Santa Eulàlia.

Un profesor de historia, al que siempre recordaré, me decía que si siempre llovía el día de las fiestas de La Mercé era porque Santa Eulàlia, bajo una profunda tristeza, no dejaba de llorar..., no es para menos después de tanto martirio encima la quitan de patrona de la ciudad, la bandera cae en el olvido y ninguna institución la ha adoptado cuando es para la ciudad de Barcelona tan importante como lo es la cruz de Sant Jordi, en fin cosas de la Historia..., de la desmemoriada Historia...

Bandera de Santa Eulàlia.

Post scriptum: En un principio solamente quería poner la foto de la geganteta y ya véis cómo ha acabado el asunto, no se me puede dejar un teclado en las manos...

Mi hija se llama Laia, hipocorístico de Eulàlia, nombre derivado del griego cuyo significado es; "la que habla bien", vale, vale, ya me callo...

Un saludo,
Viatger.

2 comentarios:

Montse dijo...

Primero, felicitar a tu hija en el día de su santo.
La historia de tu profesor es muy buena en cuanto a lo poco agradecidos que somos con los que se sacrifican, así que has hecho muy bien en hacernos recordar a Santa Eulàlia.
Un saludo.

Viatger dijo...

¡Gracias, Montse!

un saludo,
viatger